miércoles, 27 de mayo de 2015

El destino de Carmona.


"Enemigo: 
mi destino,
lo quieras tú o no".

"Enemigo: 
mi destino, 
aunque no lo quiera yo". 


            Esta majestuosa verdad debida al portentoso talento del profesor Jerónimo Molina ("Nada en las manos", pág. 24, Ed. "Los papeles del sitio", 2013) es la que acompañará día y noche a Antonio Miguel Carmona hasta el final de sus días. 

            Que su enemigo, el PP, le haya otorgado la posibilidad de ser alcalde de Madrid siendo el cabeza de la tercera lista más votada es algo que jamás le volverá a ocurrir.
           
            Es posible que incluso el propio PSOE jamás tenga otra oportunidad igual para gobernar  la capital del Reino.

            La melancólica rueda de prensa de esta mañana del señor Carmona en la que ha rechazado el ofrecimiento del PP demuestra que él lo sabe y que de buena gana asumiría el bastón de alcalde.

            Pero su enemigo es el destino, aunque no lo quiera él.


@elunicparaiso




No hay comentarios:

Publicar un comentario