domingo, 31 de mayo de 2015

Argumentos para la Gran Coalición.


            El principal objetivo de Podemos consiste en exterminar a la casta para apoderarse del Poder.

            No lo digo yo, sino que es la propia denominación del partido quien nos lo advierte, pues Podemos no es otra cosa que la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo Poder.

            Pero esta idea tan atractiva para el pueblo de que una organización política pretenda terminar con una clase dirigente esencialmente inútil salvo para robar, tiene la contrapartida de los absurdos programas electorales del referido partido o de sus aliados, y que a muchísima gente le provocan miedo.

            Los términos de la ecuación podemita serían algo parecido a "ayudarnos a quitar a los malos para poner a los buenos, aunque los buenos vayan a poner en práctica políticas que consideráis malas".

            El saldo neto de tan lamentable trato ("corta cabezas y haz lo que quieras") prueba el grado de hastío de los ciudadanos, pero también la falta de legitimidad de nuestro sistema político porque, aun existiendo consultas electorales periódicas, no recluta ni selecciona a los mejores gobernantes posibles, ni controla a los elegidos que son capaces de arruinar el país.  

            Por tanto podríamos dejar sentada una primera verdad.

            Puesto que el fin primero de Podemos es acabar con los que ellos califican de malos y quedarse con el Poder, el prestigio o la autoridad de Podemos no lo otorgan sus políticas sino la eliminación de la casta.

            El grado de justicia que pueda derivarse de sus políticas es algo de segundo orden para sus líderes y para gran parte de sus votantes, pues la única justicia que reconocen es sustituir a la clase dirigente que hoy ocupa el Poder.

            Podemos no lucha contra la casta por realizar ideales principios de justicia, sino simplemente porque quieren heredar su Poder, y en la medida en que quieren acabar con la actual clase política consideran que su lucha política es justa en sí misma.

            Para Podemos ni siquiera la democracia es justa, pues la justicia de la democracia está supeditada a que logren alcanzar el Poder. En caso contrario, será un instrumento de explotación de la clase dominante a la clase trabajadora.

         Esta idea de justicia como toma del Poder es lo que explica que no tengan reparos en proclamar barbaridades tales como que limitarán la libertad de prensa o que legalizarán de facto la ocupación de inmuebles, pues saben que el único concepto de justicia que hoy entiende un sector importante de la población es poner fin a la actual clase dirigente, más allá de la sinrazón de alguna o de todas las medidas propuestas por los aspirantes a sustituir a la casta.    

          En suma, la iniquidad del programa político de Podemos no constituye obstáculo para que una parte de la ciudadanía les otorgue su confianza, pues ésta asume que el precio que tendrá que pagar por eliminar a la clase política es sufrir y avergonzarse de alcaldesas como Colau o Carmena.            

       La segunda verdad es que el coste por la renovación de la élite gobernante en realidad supone una agenda política no sé si comunista, pero desde luego populista, demagógica, chavista que se puede resumir en la frase "los políticos saben hacer mejor las cosas que el pueblo".        

        Es el Populismo Ilustrado.     

       ¿En qué consiste esa sabiduría de los podemitas?

      Básicamente en no pagar la deuda contraída y contraer otra nueva para gastarla en ilustrarnos. Nuevos y cuantiosos "Planes E" zapateriles como política económica y social.    

        ¿Creen que es una broma?        

      No. Mi humor no pretende ser macabro.

      Lean y escuchen lo que dijo ayer sábado en televisión Carolina Bescansa, líder de Podemos:    
        "Es necesario que haya un impulso al crecimiento QUE VENGA DE ALGÚN SITIO. Ahora mismo no puede venir del sector privado porque el nivel de endeudamiento privado es demasiado elevado. Por tanto, la única posibilidad es que sea el sector público el que haga un esfuerzo inicial para inyectar ALGUNA FORMA DE CRECIMIENTO a esta economía. Con este pago de intereses de la deuda es inviable". https://www.youtube.com/watch?v=bPLqSF-qMUs (minuto 1:25 al 2:00).

         La eliminación de la clase política actual que prometen los Populistas Ilustrados trae debajo del brazo veinte vueltas de tuerca al intervencionismo estatal, al Estado Caníbal, en forma de nuevos impuestos, incrementos de la deuda pública y gasto libérrimo decidido por los sabios de la Complu (sólo de escribirlo tiemblo). 

        Punto y seguido a las obviedades.

       Por desgracia ningún país está libre de tener que afrontar a lo largo de su historia  partidas decisivas del "juego del gallina", aquellas donde uno de los jugadores no teme el suicidio en su lucha por ganar. 
          http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2012/03/la-gran-coalicion-i.html            

       Lamentablemente España tendrá que jugar una en los próximos meses. Y habrá que jugarla para neutralizarla.  

        Como en toda gran competición sólo habrá dos bandos.

            Uno lo integran los Populistas que se consideran Ilustrados, que ya están organizando su Frente Popular, que no es más que una Gran Coalición de izquierdas.
http://politica.elpais.com/politica/2015/05/31/actualidad/1433091082_326775.html            

     El otro grupo estará formado por los enemigos de aquéllos, que conformarán otra Gran Coalición, en la que no faltará el PSOE aunque Pedro Sánchez aún no lo sepa o finja no saberlo.

         Porque sin duda la constituirán dado que el tiempo de preguntarse si la habrá o no ya pasó.     
     
       Sólo queda establecer para qué, cómo, cuándo y durante cuánto tiempo.                   
       La seguridad de una Gran Coalición era la última verdad.    
       Punto y final.
    


twitter: @elunicparaiso

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Dª Mari Carmen.
      Es usted muy amable y me alegra tenerla entre los lectores y comentaristas.
      Preciosa foto la suya.

      Eliminar
  2. Podemos ha entregado a Bildu el Ayuntamiento de Pamplona.

    Iglesias, contestando a las críticas recibidas por ello, ha dicho lo siguiente:

    "Me parece de vergüenza que en este momento alguien se atreva a utilizar la memoria de las víctimas" para decir "a quién ponemos de alcalde".
    Ha lamentado que los "corruptos" puedan utilizar un "terrible sufrimiento" (los asesinatos de ETA) para criticar los pactos.

    Ha añadido que "cualquiera que se tenga que poner de acuerdo con nosotros tiene que respetar los derechos humanos, y condenar y rechazar cualquier fórmula de violencia y creo que eso ha estado claro".

    A pesar de lo anterior, Bildu jamás ha condenado el terrorismo.

    Por otra parte, ¿aceptaría Podemos pactar con la derecha navarra si ésta firmase un pacto anticorrupción?

    Leyendo estas frases he recordado aquel cuadro de Magritte en el que pinta una pipa y lo titula "Esta pipa no es una pipa".

    Pues eso.

    Para Podemos cómplices de asesinos no son cómplices de asesinos si son votados y pactan con ellos el reparto del Poder.

    Las declaraciones del tal Iglesias son el preludio del terror por el orden de preferencias que expresa:

    Para él es mejor un cómplice de asesinos que un corrupto.

    Iglesias debería tener cuidado: blanquear la violencia se le puede volver en contra.

    ResponderEliminar
  3. Iglesias al pactar con Bildu en Navarra ha puesto en evidencia que prefiere cómplices de asesinos que corruptos.

    Pero para el susodicho Iglesias, Tania Sánchez, la imputada Tania Sánchez, no es corrupta.

    ¿Alguien cree que la organización Bildu será alguna vez corrupta para el tal Iglesias?

    El sectarismo es la continuación de la casta por otros medios.

    ResponderEliminar