miércoles, 10 de junio de 2015

C´s y el momento constituyente

          
        Para Marian

       Tenía previsto escribir un artículo acerca de la epistemología de las hipótesis en ciencias sociales.

       El motivo no era otro que analizar, luego de celebradas las elecciones locales y autonómicas del pasado mayo, el cumplimiento de la entrada titulada "La Gran Coalición", que publiqué en marzo de 2012 augurando una Grosse Koalition cañí PP-PSOE en 2015 como única forma de neutralizar "el juego del gallina", ley de oro de los sistemas políticos basados en la competencia electoral.        http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2012/03/la-gran-coalicion-i.html   

          El artículo apareció en el libro "El único paraíso es el fiscal" y fue glosado, entre otros, por Pablo Molina en Libremercado http://www.libremercado.com/2014-07-11/pablo-molina-el-paraiso-fiscal-es-la-solucion-72840/ y por Carlo Gambescia en su magnífico blog http://carlogambesciametapolitics2puntozero.blogspot.it/2015/01/il-libro-della-settimana-jorge-sanchez.html

          Tendré que dejarlo para otro día, pues aunque sí voy a hablar de la Gran Coalición, lo urgente es consolar a una votante de C´s que se siente estafada por el apoyo de su partido al bipartidismo PP-PSOE.

         La pregunta que surge es: ¿podía hacer otra cosa C´s que apoyar a Susana Díaz en Andalucía y a Cifuentes en Madrid?
             
             No y sí.
           
            El motivo del "no" lo proporciona el genial Raymond Aron, que a propósito de los reproches que tantas veces recibió por los compañeros dudosos que le acompañaban en sus luchas políticas contestaba lo siguiente: "escogemos a nuestros adversarios, no a nuestros aliados".  
           
        El partido de Rivera al apoyar a Díaz y Cifuentes no ha elegido como aliados a PSOE y PP, sino que ha designado como enemigo a Podemos.
           
            Y como el enemigo de mi enemigo es mi amigo, PSOE y PP aparecen como aliados de C´s, lo quiera éste o no. Que no creo que lo quiera.
         
           Esto sería suficiente para entender la postura de Ciudadanos, cuyo principal objetivo ha demostrado ser neutralizar el "juego del gallina" (gana el loco, pierde el cuerdo) con el que amenazan tanto el nacionalismo periférico como el frentismo ideológico liderado por Podemos.   
           
       C´s ha utilizado su derecho a la legítima defensa contra la ultraizquierda chavista, contra el Frente Popular que sólo entiende la sociedad como un juego de suma 0, esto es, si alguien gana es porque otro pierde.
    
          Y lo ha hecho ejerciendo lo que Max Weber llamaba "ética de la responsabilidad", pues C´s no albergaba dudas con respecto a que aparecer como el salvavidas de la casta supondría un notable desgaste para el partido.

          No ignoraba que la "auctoritas" ganada en su lucha contra el nacionalismo identitario la perdería en cuanto le identificasen como el recién llegado al reparto oligárquico.

            Y sin embargo, no ha dudado en tomar la decisión.

           Ahora bien, también es cierto que Ciudadanos sí podría haber exigido más al PSOE  y al PP a cambio de ser el dique contra Podemos.
   
             Sus pretensiones de regenerar el sistema político exigiendo democracia interna a los partidos es de un infantilismo pocas veces superado, pues hace ya más de un siglo que Robert Michels dejó escrita su famosa ley de hierro de la oligarquía. http://elunicoparaisoeselfiscal.blogspot.com.es/2013/06/la-democracia-no-necesita-partidos-con.html

           En cuanto a la eliminación de los imputados de las listas electorales está muy bien y es necesario, pero absolutamente insuficiente.

             Precisamente la dificultad de que en las listas de populares y socialistas no haya imputados le debiera haber hecho reflexionar a C´s de una evidencia: el sistema es irreformable porque ha llegado a su fin.

             Me preguntarán si no es una contradicción el hecho de que justifique el apoyo de Ciudadanos a PP y PSOE para salvar el régimen cuando doy por amortizado a éste.

          No lo es, en tanto en cuanto el sostenimiento del bipartidismo PP-PSOE sólo sería un mal menor, la forma de ganar tiempo para que se abra un proceso constituyente que dote al país de un nuevo régimen político.

       Ese es el plus que C´s necesita para que su apoyo a los partidos de la llamada casta no se entienda como traición a su electorado.

       El destino del PP y del PSOE es conformar una Gran Coalición después de las próximas elecciones generales como último burladero, el último estertor del régimen.

           Para no ser víctima involuntaria de la caída de los partidos antiguos, C´s debe explicar su apoyo al sistema que perece como una decisión excepcional para evitar el triunfo de los demagogos irresponsables, bien nacionalistas bien bolivarianos. Pero también como el pistoletazo de salida de un proceso constituyente que necesitará un tiempo prudencial para que el pueblo entienda que el régimen político que les conviene no es el neocomunista de Podemos, ni el de la ruptura del país que venden Mas y sus monjas alférez, sino uno presidencialista y representativo, esto es, con sistema electoral mayoritario, que ponga fin a los chantajes de tahúres llamados eufemísticamente pactos poselectorales.   

         Si lo hace arrastrará toda la mayoría social que quiere el cambio. Toda, incluida la que aún conservan el PP y el PSOE.

         Si no lo hace, si no se atreve, si entiende que su papel no pasa de ser la bisagra tardoreformista del bipartidismo exangüe, C´s será la UPyD bis.

                   
            La Historia reserva un destino a España: el fin a muy corto plazo del régimen fruto de la Transición.

            En manos del volátil azar está quién elegirá la dirección del cambio.

              Hasta hace unos meses pudo ser UPyD.

         Ahora las posibilidades se reparten entre la Syriza bolivariana aglutinada por los "tontos útiles" de la "Complu" o C´s.

           ¿Ayudará el equipo de gala de Rivera a la Fortuna, mediante el liderazgo de un proceso constituyente, para que la Diosa les conceda el triunfo?    

         ¿Morirá en el naufragio del vigente régimen que se producirá cuando se extinga la Gran Coalición que sustituya al Presidente Rajoy?


twitter: @elunicparaiso

                 

6 comentarios:

  1. ¡Gracias por la cita! Excelente análisis. Estoy de acuerdo: la ética de la responsabilidad es un bien escaso en el sistema político democrático basado en el "juego del gallina" (gana el loco, pierde el cuerdo) ...
    Pero, nunca digas jamás... :-) ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué honor Dº Carlo!

    Un orgullo para el blog.

    Esperemos que el señor Rivera sea consciente de su responsabilidad.

    Creo que está sufriendo mucho porque no ha sabido explicar sus pactos con PP y PSOE.

    La gente entiende que se ha aliado con ellos y yo creo que lo que ha hecho ha sido designar a Podemos como enemigo. Ni más ni menos.

    Quizás no se atreve a confesarlo.

    Sin embargo, si lo dijera la gente lo entendería a la perfección.

    Muchas gracias por su comentario y espero no sea el último.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por mí es igual. :-)
    Absolutamente no. Sus escritos son de valor cientifico y obviamente una excelente guía para entender la política española... Un abrazo "italiano"

    ResponderEliminar
  4. Gracias de nuevo.

    Frente a las grandes expectativas que ofrecen los nuevos partidos, de Italia deberíamos aprender con humildad que de "Mani Pulite" pasaron al "Il Cavaliere".

    Un placer, Dº Carlo.

    ResponderEliminar
  5. Lo dicho por muchos desde hace tiempo. Cs es el partido del Ibex35 para que todo siga igual... y si se cambia será con el objetivo de que todo siga igual y sea más dificil cambiar este sistema podrido.
    Igual q ya pasa en los ayuntamientos del cambio, Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, necesitamos un gobierno fuerte que esté al servicio del pueblo y no de los intereses del Ibex35.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por su comentario Dº Raúl.
    Después de varios meses gobernando creo que se puede decir sin temor a equivocarnos que los Ayuntamientos del cambio han producido un cambio a peor.
    Espero que siga participando en el blog.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar