viernes, 8 de agosto de 2014

De la casta a la secta

         
           Por lo visto anda muy afanado el Ministerio PSOE por construir la “unidad de la izquierda” con Podemos, IU y Equo (?).

            Una funcionaria del partido socialista, negociado Tertulias, publicó el 5 de agosto un mensaje en su cuenta de facebook que así lo revela:

            “Si de verdad somos de izquierdas, ¿no es lo más eficaz que nos agrupemos todos en el mismo equipo para hacer frente a lo que nos está matando?”
            “Si de verdad sois de izquierdas, si de verdad sabemos dónde hay que juntar esfuerzos, estáis haciendo el ridículo. Una persona de izquierdas sabe que lo importante es cooperar por el mismo objetivo, no competir”.
            Si de verdad sois de izquierdas, demostrad que os podéis sentar juntos, comprometeos y no luchar por el poder parcelado.
            Si de verdad sois de izquierdas haced el favor de no echaos mierda los unos a los otros.
            Si de verdad sois de izquierdas…”. Discúlpenme si no sigo. 

            Semejante letanía es probable que se constituya en la oración de bienvenida a los asistentes a los próximos cónclaves que celebrarán las cúpulas eclesiásticas reconocidas con los nombres de PSOE, IU y Podemos.

            Arengar a los propios al grito de “si de verdad sois de izquierdas…”, no es un argumento de razón, ni siquiera una declaración política, es el rezo del feligrés que anhela ver religado al rebaño en torno a una idea mesiánica, la Izquierda.

            Porque en la secta no se discute el objeto social de la misma, que se da por sentado y está más allá de cualquier discusión.
            Volvamos a la literalidad del mensaje de la burócrata: “una persona de izquierdas sabe que lo importante es cooperar por el mismo objetivo, no competir”, “¿por qué no dignificáis los nobles objetivos de nuestra supuesta lucha común?”.

            ¿Pero cuál es ese noble objetivo de la Izquierda?.

            Por supuesto el mismo que el de cualquier idea mesiánica, llámese Catolicismo, Judaísmo, Mahometanismo: el Bien Universal…, venido al mundo gracias al Catolicismo, el Judaísmo o el Mahometanismo. “Sentaos y demostrad que sois capaces de trabajar juntos por el bien de la ciudadanía”, concluye el responso de la funcionaria política.

            ¿Por qué extraño motivo todas las sectas se apropian del Bien Universal y consideran “al otro” como enemigo, como asesino?. “Hacer frente a lo que nos está matando” –dice la oración que comentamos-.

            El problema de la Izquierda no es que busque el Bien Universal, sino que pretenda conseguirlo ella sola a costa nuestra y en contra nuestra.
            Así, todos los españoles que no sean de Izquierdas son asesinos que les están matando.
            Y en cambio, todos los españoles que sean de Izquierdas son buenos aunque maten de verdad, pues padre no peca. 

            En resumidas cuentas, descubrimos que lo que sustituirá a la tan denostada casta política será una secta pseudoreligiosa.  
            ¿Pero qué es más peligrosa?, ¿la casta?, ¿la secta?, ¿ninguna de las dos?
           
            Sin duda la secta, pues parafraseando a Lee Marvin en “Los Profesionales”, la casta es un “accidente de nacimiento”, mientras que la secta “se ha hecho a sí misma”.

            Lo que en términos políticos significa que la secta puede evitarse que nazca y se propague, mientras que la casta es consustancial a la sociabilidad humana (ver “La ley de hierro de la oligarquía” de Robert Michels). 

            Prueba del diferente grado de maldad  (la bondad, como algunos Estados, es un concepto fallido) es que las sectas se criminalizan en cuanto sus miembros son, literalmente, martillo de infieles; mientras que las oligarquías (la casta) simplemente ignoran o desprecian a los infieles, lo que no les impide dejarles vivir, aunque sea mal.

            La plegaria de la exsecretaria general de la Internacional de las Juventudes (¡qué sarcasmo!) Socialistas revela que es igual de antigua que una monja alférez, pero mucho peor.   

            Amén.

           
POSDATA: El refugio de las sectas son los partidos políticos. Ante la penalización de las sectas, éstas sólo pueden sobrevivir apropiándose de las llaves de las celdas.
            Si quiere acabar con las sectas, vigile a los partidos políticos.


twitter: @elunicparaiso

5 comentarios:

  1. En el programa de La Sexta que dirige y presenta Ana Pastor, el 1 de marzo de 2015 fue entrevistado Alberto Garzón, diputado en las Cortes Generales y líder de Izquierda Unida.

    Cuando la periodista achacó a los comunistas su parte de responsabilidad en los escándalos financieros que afectan a España, en la mayoría de los cuales aparecen implicados representantes de IU, el tal Garzón contestó que si alguien de izquierdas roba o se aprovecha de su cargo es porque no es de izquierdas.

    "Bueno, puede ser de izquierdas y ser un delincuente", le interrumpió Ana Pastor, pero Garzón insistió en su argumento: "Para mí no, para mí una persona que es un delincuente no puede ser de izquierdas".

    Garzón justificó su declaración afirmando que "la izquierda representa una forma de vivir y una forma de relacionarse en la que no cabe utilizar al prójimo para beneficio propio".

    Las palabras del dirigente de IU ratifican el contenido de este artículo: la izquierda es una auténtica secta, en el peor sentido de la palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que haberle preguntado a Garzón si los responsables de los ERE y los Cursos de Formación de Andalucía no son de izquierda..¿de queé son...?

      Eliminar
  2. Sí, esa era la pregunta obvia.
    No se atrevió.
    Gracias por participar en el blog.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. "Así, todos los españoles que no sean de Izquierdas son asesinos que les están matando.Y en cambio, todos los españoles que sean de Izquierdas son buenos aunque maten de verdad, pues padre no peca." Una de las mayores falacias que he visto en mi vida, resulta supercurioso ver a gente que se siente identificada con la derecha de este país llorando porque se meten con ellos. Voy a poner un ejemplo relacionado con uno de los muchos temas que nos separan, si yo ahora mismo dijera que no me siento identificado ni me gusta la bandera, ni el himno, ni el rey y no por ello dejo de sentirme español (como ve está expuesto de una forma respetuosa, si ofender ya que estoy en todo mi derecho de sentirme como me dé la real gana) muchos de de los que piensan como usted o incluso usted, me llamarán traidor podemita comunista, que es una falta de respeto o cientos de calificativos descalificativos, eso si no borran el mensaje, la derecha es España es lo que hace, todo cuestionamiento de cualquier tema que para ellos sea absoluto merece todo el desprecio. Deje de llorar tanto y practique con el ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su contestación.
      Le haré caso y reiré más.
      Feliz 2016.

      Eliminar